25 marzo 2009

Melodías y sal



En ocasiones, cuando menos lo esperas la vida te sorprende. Sin buscarlo, te llegan retazos de otras vidas, historias como la de Javier, primo de Natacha, que una vez conoces se quedan ahí prendidas dentro de ti, como un pellizquito, cerca de donde guardas los pellizcos propios.

Sin errar tus pasos, con la premura del convencimiento,
tomaste el sendero definitivo del dulce sosiego,
atajando por el camino sin retroceso.

Tus ojos velados y velados tus sentidos,
no te dejaron escuchar las risas de los niños,
ni apreciar la belleza de aquel día emblanquecido.

Desenredando los finos dedos de tu alma,
soltaste el lastre de tu cuerpo,
recorriste el camino y tras tus pasos,
quedó sembrado de sal y melodías.

Pilar

10 comentarios:

Natacha dijo...

Pilar, tenemos a toda una poetisa, sensible y amorosa.
Gracias en nombre de todos los que hemos sufrido por Javi, que debe estar pletórico con tantos detalles bonitos.
Un beso, querida amiga.
Natacha.

Pilar dijo...

Natacha,guapa, Javi y tu os merecéis algo mucho mejor...lo que si es verdad es que he puesto mis mejores intenciones y mucho cariño.
Como siempre gracias por tu visita y todo lo demás.
Un beso.
Pilar

moderato_Dos_josef dijo...

Precioso post y bellísima dedicatoria a Javi promi de una grandiosa bloggera y amiga, ella se lo merece, todos s elo merecen. gracias, solo hice que entrar a tu blog y emocionarme. Me llevo tu link y m,e apunto a seguirte. Un abrazo de josef.

Pilar dijo...

Josef, que grata sorpresa recibirte por esta humilde casa, me han encantado tus palabras. Te he visto revoloteando por el rinconcito de la niña Natacha, no necesito más presentaciones viniendo de allí.Gracias.
Otro abrazo para tí.
Pilar

Luis Mariano dijo...

Querida Pilar,
Por si no hubiera sido suficiente placer el conocerte el día del concierto, ahora me encuentro con este precioso e inspirado esfuerzo por y para mi hermano.
No hay palabras para agradecer algo así. Tener a mi prima Natacha, es una bendición que cada día me puede traer nuevas sorpresas. Como saber que existes tu.
Lamento que el día del concierto no tuviera más tiempo para ti, como no lo tuve para mucha gente que acudió. Espero que un día, en cualquier calle de Alcalá pueda encontrarte y agradecerte tus sentimientos hermosos, personalmente.
Dices que no eres informática, pero te has apañado muy bien para poner una hermosa música en tu espacio. No sé si es música elegida por ti o no.
Cuando he entrado en tu espacio, me ha recibido el tema “Watermak” de Enya, uno de mis preferidos desde hace años.
No sé cómo podría hacerse, pero si me das tu permiso, me gustaría enlazar tu post sobre Javier en su blog.
Animo y adelante con tu espacio, es una belleza lo que has escrito.

Gracias de parte de Javier.
Luis Mariano.

Soy la que soy dijo...

Qué maravilla Pilar.

He visto como cada palabra brotaba de tu corazón.

Los retazos de otras vidas siempre modifican la nuestra.

Seguro que Javier sonríe.

Besos

Pilar dijo...

Soy la que soy,desde luego que si, además en esta ocasión, son retazos muy tristes...
Muchas gracias y un beso.
Pilar

Pilar dijo...

Luis Mariano:
Estuve encantada de asistir al concierto(sintiéndome un poquito intrusa) y salí totalmente emocionada, imagino lo que fué para los familiares...
Por favor no te disculpes, tanto tú como Natacha fuísteis muy atentos conmigo y os lo agradezco.
A Javier le tengo que dar las gracias por haberme regalado tan buenos amigos, aún después de su marcha.
El tema "Watermark" lo puse a propósito para el post dedicado a Javier, pués me gusta mucho y pensé que era adecuado.
Sobre enlazar el post el blog de tu hermano me halaga...pero no sé si se merece tanto...desde luego que puedes hacerlo, seguro que Natacha sabe como...
Muchísimas gracias y mucho ánimo querido amigo.
Un beso.
Pilar

Leznari dijo...

Hola Pilar, me has dejado de piedra al leer la poesía tan bonita que ha salido de ti.
No se si sabrás que Natacha es mi gran amiga de la infancia, y el mismo día tuvimos las dos que sufrir una perdida.
Aunque no me comentó nada, porque no queria que sufriera más,cuando me enteré también me dolió.
Javi tuvo un mal día y ahora....sin llegar a pensar él lo que pasaba ha dejado un gran hueco en esa familia.
Un besito guapa.
LEZ

Pilar dijo...

Lez: Sí, claro que lo sabía,¡que gran suerte teneros la una a la otra! Yo de aquella época no conservo ninguna, pero tampoco vivo en Barcelona donde pasé mi infancia.
Hasta en los sinsabores de la vida hay coincidencias, tristemente.
Te mando un gran abrazo
Pilar