19 enero 2010

Hallar sentido al dolor




A lo largo de nuestra vida nos vemos obligados a pasar por algunos sucesos dolorosos.

El fallecimiento de seres queridos, sufrir enfermedades, perder el empleo o estatus social, pasar por una ruptura de pareja; pueden ser algunos de los acontecimientos traumáticos que nos sumergen en la tristeza. Es normal que en estas situaciones nos preguntemos porqué a nosotros nos toca sufrir semejante desgracia. Posiblemente nos sintamos tan abrumados por el dolor que sea necesaria la ayuda de un profesional para salir de esa rueda.
Pero tal vez no deberíamos buscar una explicación, un porqué a lo sucedido; si no para qué nos ocurren estas cosas...
Vivir este tipo de experiencias nos conduce por diferentes caminos que nos aportarán enseñanzas con un beneficio oculto.
En ocasiones, una crisis es una puerta abierta y junto al dolor, aparece un nuevo sentido completamente nuevo para nuestra vida. Nuevos niveles de consciencia que nos ayudarán a crecer espiritualmente.
Una vez superado el trance, sabemos que la vida es muy corta, que siempre habrá quien estará peor que nosotros. Hemos atravesado las puertas de nuestro "particular averno" y ya no importa que algo malo nos pueda suceder.
Lo importante es lo aprendido y las personas que en ese trayecto se nos han cruzado trayendo nuevas posibilidades a nuestra vida.
Podemos tardar años en comprender el sentido pleno de ese hecho doloroso, pero mirando hacia atrás podremos darnos cuenta de que fue nuestra gran oportunidad y gracias a ella somos tal cual somos.
Un beso, amig@s.
Pilar



20 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Estos sucesos provocan grandes catársis en nuestra vida, pero no podemos estar pendientes del sufrimiento.
Pensar en la Luz que puede acompañar a cada circumstáncia y sentirla, hace que los seres que nos han adelantado en ese viaje vivan felices, y las otras situaciones nos dan nuevas y mejores oportunidades.
Cada día podemos ser personas nuevas, eso no quiere decir que olvidemos...
Trabajemos la alegría y produciremos sabrosos frutos.

Un abrazo.

Paco Alonso dijo...

Tu espacio un jardín de letras y sentimientos que alegran el alma,
Mi alegría visitarlo y comprobar su belleza.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Lourdes dijo...

Pues sí que es verdad. Hasta de los malos momentos se pueden sacar cosas positivas. Se trata de aprender de ellas, no?


Besos, Pilar, guapísima!

mar dijo...

Cuanta razón tienes Pilar, hasta en los peores momentos de nuestra vida hay algo positivo que sacar.

Tras mi grave enfermedad hace 6 años y 6 operaciones en 2 años, conocí montones de bellas personas y cambió totalmente mi forma de ver la vida.

Me siento una persona mucho más rica y más llena, debemos aprender de todo hasta de lo malo, besitos.

Natacha dijo...

El sentido del humor, ser capaz de ver el lado bueno incluso de lo malo... es una virtud de la que procuro hacer uso... a veces no puedo, pero de manera temporal.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Juan Francisco dijo...

En la adversidad es donde el ser humano aprende a forjarse, Pilar. Hacerse conscientes de que somos frágiles es el mejor aprendizaje para una persona. Tal vez si pensáramos en ello no seríamos tan orgullosos. Leí en una ocasión en un libro que deberíamos pensar en la muerte al menos una vez cada día. Y tenía razón aquel o aquella que lo escribió. Somos demasiado vanidosos y eso no es nueno. Un abrazo paisana y buen fin de semana. (No soy pesimista, si acaso realista. Disfruto de las cosas buenas, porque se que también las hay malas).

Mundo Animal. dijo...

...../(
...(,,")....-:¦:-
__,||,__....)
█████..../(
█████..(,,")
█████_.,||,.
█████▒▒▒(>" "<)
█████▒▒▒(=´O`=)
█████▒▒▒-(,,)--(,,)

Ensendamos una velita por Haiti y Oremos por todos nuestros hermanos de Haití que estan sufriendo una desgracia y necesitan de una mano amiga tanto ellos como los animalitossss...

GRACIAS POR TU COMPAÑIA.
FELIZ SEMANA TE DESEA MUNDO ANIMAL.
CHRISSSSSSSSSSSSS

█║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●

Yuria dijo...

Hola Pilar.
Estás filosófica. Y así es. Nos suceden cosas y nos preguntamos ¿"¿Para qué?... Como dices, al vez con el tiempo, lo entendamos.

Un abrazo.

Por cierto, ¿Cómo vas del susto del fuego, mejor? Espero que lo vayas olvidando.

Marinel dijo...

Pilar, es muy emotivo esto que dices.Y supongo que es lo que solemos hacer cuando pasamos por algo tan doloroso que necesitamos aferrarnos a lo que sea,con tal de salir de ese pozo sin fondo que es el sufrimiento...
Yo he pasado por él,en más de una ocasión y te aseguro que he tratado de buscar esa salida, la de pensar que lo que sucede, es que son lecciones que nos da la vida y así hemos de asumirlas, al intentar seguir hacia delante.
Ocurre, que esto tarda en suceder y a veces el peso es insoportable, pero se ha de conseguir como sea para poder vivir de nuevo...
La vida son dos días y hemos de tratar de vivirlos lo más felices posibles, a pesar de los pesares.
Gran entrada.
Un beso enorme,preciosa.

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Por desgarcia estos acontecimientos so inevitables y a veces sirve para modular nuestras mentes y darnos cuenta de lo realmente importante en la vida.
Un abrazo

Pilar dijo...

Trabajar la alegría.. eso parece algo interesante.
Desde el interior, siendo conscientes de nuestro propio estado de ánimo. ¿No es así? Solo hace un rato que alguien me recordaba estas cosas.
Gracias por todo Olga i Carles.
Un gran beso.

Pilar

Pilar dijo...

Paco, gracias guapo. Me alegra que te guste, es un placer recubir tu visita.
Un besito.

Pilar

Pilar dijo...

Eso es Lourdes, de eso mismo se trata. Que los momentos dolorosos nos dejen una enseñaza, algo que creo que siempre ocurre, pero que a veces no nos damos cuenta de que con el dolor hemos aprendido algo.
Un beso mi querida amiga.

Pilar

Pilar dijo...

Mar, amiga ignoraba que hubieras estado enferma. Al menos ahora estás bien, y aprendiste de esa experiencia a valorar cosas que quizás antes no valorabas.
Siento que lo hayas pasado mal, bonita.
Un abrazo grande.

Pilar

Pilar dijo...

Si Natacha, cada cara tiene su cruz.
Saber ver ese lado bueno a todo es casi un arte. A veces la tristeza y las lágrimas nos ahogan tanto que no nos deja verlo.
Pero si sabemos la existencia de ese lado, al marcharse las lágrimas, sin duda aparecerá y es cuando estaremos preparados para seguir caminando.
Un besito, mi niña.

Pilar

Pilar dijo...

Juan Francisco, qué razón tienes paisano... Se disfruta de las cosas buenas, precisamente porque también las hay malas. Me la quedo, con tu permiso...estoy segura que la usaré en muchas ocasiones...prometo mencionarte comom autor de ella :)
Besos amigo y paisano Juan Francisco.

Pilar

Pilar dijo...

Chris, gracias amogo por tu visita y los buenos desos que me dejas. También te los deseo a ti.
Un beso y una sonrisa.

Pilar

Pilar dijo...

Yuria, ¿folosófica?...jejeje...yo no diría tanto, pero bueno trato de aprender estas cosas y aplicarlas en mi día a día, aunque no cres que lo consigo siempre.
En cuanto a lo del fuego... se pasó el susto. Ahora me pone los pelos de punta el olor a humo.
Un besito cielo.

Pilar

Pilar dijo...

Marinel, esí es. Suele ocurrir, como digo en el post, que no somos conscientes de los beneficios que nos ha aportado el sufrimento y de qué manera nos ha hecho crecer hasta pasado un tiempo, pero está ahí.
Por desgracia son sucesos por los que todos hemos pasado o pasaremos algún día.

Un besito mi niña.

Pilar

Pilar dijo...

Jose Antonio, es cierto mi querido amigo. Solemos quejarnos(yo la primera) por cosas que aunque nos roban por ratos la sonrisa, están lejos de ser las desgracias que muchas personas viven a diário...Ver de cerca el sufrimiento, nos hace reflexionar sobre lo que en verdad merece la pena y lo que no.
Gracias por tu visita, cielo.

Pilar