11 agosto 2009

Un abrazo de Esperanza



Esperanza huele a lavanda. También huele a lavanda su habitación y su cama... siempre tiene una bolsita de tela con flores de lavanda secas bajo la almohada.
Al verme entrar en la habitación me dirige una sonrisa triste al tiempo que abre los brazos.
Está sola ... nadie está con ella en ese momento.
Yo me acerco a su cama y la abrazo. Me da seis o siete besos, todos en la misma mejilla. Le tomo la mano y ella me agarra con fuerza.

- ¿ Cómo estás, Esperanza ?

- Bien... pero es que aquí todos me mandan ...

- Claro, cielo, son médicos y te cuidan para que te recuperes pronto.

- Y yo ... ¿ qué hago aquí... ?

- Pues descansar y ponerte bien...

- Mira ahora que estás aquí, quítame esto...

- Noooo, no puedo Esperanza, me regañan ... ¿ Recuerdas cuando te caíste ?

- Claro, claro que me acuerdo...

- Pues por eso te lo ponen, para que no te caigas de la cama.

- ¿ Qué hago yo aquí... ?

- Nada, Esperanza, solo curarte... ¿ quieres algo ? ¿ necesitas alguna cosa ?

Esperanza reclina su cabeza hacia atrás y cierra los ojos como cansada ...

- Solo quiero morirme...

-No digas eso corazón, que te vas a poner bien muy pronto.

Sus ojos se llenan de lágrimas ... otra vez me extiende los brazos...

Cuando salí de aquella habitación, algo de mi... se quedó allí...

Esperanza no quiere morir, quiere vivir menos sola...


Pilar

20 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Triste pero precioso. Me ha llegado dentro y lo he sentido. UN abrazo!

Natacha dijo...

La soledad del final de la vida es la más terrible...
Aprendamos pues a asegurarnos un futuro con amor y compañía.
Para los que tal vez no sepamos conseguirlo, siempre habrá una hermosa Pilar que tomará nuestra mano para suplir y regalar un poco de amor.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Soy la que soy dijo...

Esperanza es afortunada de tener un "pilar" en el que apoyarse.

No está tan sola... tiene a una persona al lado que hace que la soledad agonice antes que la esperanza.

Precioso escrito... verídico y digno de un alma sensible como la tuya.

Me alegro de que poco a poco vuelvas.

Un enorme abrazo.

Lourdes dijo...

Uff, sí que es triste la historia, sí.
La soledad, cuando es "obligada", es jodía, sí.
Menos mal que Esperanza te tiene a ti, que eres un encanto, eh?

Besos, Pilar, guapa!

~~ ♥ Luci ♥ ~~ dijo...

Querida Pilar, no la dejemos morir!
Haces bien en alentarla a continuar viviendo... la esperanza es nuestro pilar.
Hermosas palabras que me emocionaron.

Un beso muy grande, preciosa!

~~ ♥ Luci ♥ ~~ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel dijo...

¡Joder, que fuerte!, me han dado hasta escalofríos. No soporto ver a un anciano solo, no se lo merecen, ellos lo dieron todo por nosotros. Un beso

Lourdes dijo...

Hola, Pilar... Ná, paseando que estaba y he venido por aquí... :)
Un beso!

Soy la que soy dijo...

Espero que todo vaya bien...

Besos.

Natacha dijo...

dejo aquí, aparcadito, un beso.
Natacha.

Marinel dijo...

Un triste suceso,que por desgracia vive con nosotros de forma habitual...
La esperanza de no sentir el frío de la soledad,es algo a lo que aferrarse a manos llenas,¿verdad?
Duele el texto.
Pero es hermoso,porque denotas la hermosura de tu interior.
Besos,preciosa mujer.

Pilar dijo...

Josef, querido amigo,todos sabemos que estas cosas pasan, y saberlo es triste... verlas de cerca, deprime.
Un enorme beso para ti.
Pilar

Pilar dijo...

Natacha, mi querida niña, tu siempre tendrás cerca alguien que te quiere, sea cual sea su nombre y una Pilar ... seguro!!!
Un beso mi niña linda.
Pilar

Pilar dijo...

Soy la que soy, hola guapísima.
Es poco el consuelo que se le puede dar a una persona que añora a sus seres queridos, pero al menos sus brazos tienen a quién aferrarse, es un regalo poder estar ahí.
Un abrazo, mi niña.
Pilar

Pilar dijo...

Lourdes, preciosa, tu si que eres un encanto!!!
La soledad tiene mucho de bueno, pero no en ciertas situaciones.
Gracias por estar y gracias por venir. No sabes lo que me alegras.
Un besito guapa.
Pilar

Pilar dijo...

Lici, querida amiga. Las palabras en momentos así, poco valen... es más el contacto, la cercanía y el cariño de un momento. Las palabras a veces no llegan.
Un beso grandote, mi niña.
Pilar

Pilar dijo...

Isabel, hola bonita.
Es un hecho injusto, como los que tu denuncias siempre. Después de una vida de lucha, nadie merece estar solo.
Un beso guapísima.
Pilar

Pilar dijo...

Marinel, hay que ser un témpano paro conmoverse ante éstas personas. Por desgracia de esos hay muchos. Mucho que trabajar, mucho que ganar... es lo que importa... muy triste.
Un beso mi niña.
Pilar

Lala ❤ dijo...

Hola cielo...
pues me alegra que hayas vuelto, yo he estado ausente pero ni siquiera sé por qué. Creo que necesito más tiempo conmigo misma.
Un beso!
Ciao

Pilar dijo...

Lala, bonita, qué alegría verte de vuelta! Todos necesitamos alguna vez retirarnos un tiempo para reflexionar, pero por favor, no desaparezcas del todo.
Se te extraña, mi niña.
Un beso.
Pilar