09 abril 2009

Los Hijos ( El Profeta )

Seguramente todos conoceréis este poema de Kahlil Gibram.

A las madres no nos viene mal recordarlo de vez en cuando,

al menos a mí. Aquí lo dejo...

LOS HIJOS


Tus hijos no son tus hijos

son los hijos de la vida

deseosa de si misma.

No vienen de ti, sino a través de ti

y aunque estén contigo

no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,

pero no tus pensamientos, pues,

ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,

pero no sus almas, porque ellas,

viven en la casa del mañana,

que no puedes visitar

ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,

pero no procures hacerlos semejantes a ti

porque la vida no retrocede

ni se detiene en el ayer.

Tu eres el arco del cuál, tus hijos

como flechas vivas son lanzadas.

Deja que la inclinación

en tu mano de arquero

sea para la felicidad.



Kahlil Gibran ( El Profeta ).



Pilar.

9 comentarios:

Soy la que soy dijo...

La primera vez que leí este poema no sabes lo que me movió en el alma.

Miré a mis hijos y entendí... pero es como un desgarro comprender que fuimos solo un vehículo, y que en sus vidas elecciones y decisiones serán mayormente no consultadas.

Como hice yo...
Como seguro que tú también ...

En verdad que nadie es dueño de nadie ... de nada.

Besos en este jueves un poco triste por lo que se me mueve en el recuerdo.

Feliz todo.

Soy la que soy dijo...

Por cierto ... no se ven las actualizaciones de mi blog por un "algo" de blogger¡¡¡

No sé arreglarlo¡¡¡¡

Pilar dijo...

Soy la que soy, a mí me pasó lo mismo, son cosas que en el fondo sabemos, ellos deben tomar sus propias decisiones, hacerse su camino y andarlo, aunque sea de tropiezo en tropiezo, no podemos sufrir las caidas por ellos...
Gracias por tu ratito de compañía cielo.
Pilar

Lala ❤ dijo...

Muy lindO el poema, no lo conocía!
Bueno yo aún no tengo la fortuna de ser mamá y es que para eso todavía me falta (solo tengo 17 jeje) ...pero es una de las cosas que más deseo y espero ser buena en ese papel. Espero no cometer los mismos errores que han cometido conmigo, espero que la vida, que Dios y el destino le regalen a mis hijOs todas esas bendiciOnes que me han dado a mi y que tanto agradezco. Y es muy cierto, yo que soy hija puedo decirlo, yo tomo mis decisiones, a pesar de que mi familia no ha sido un ejemplo a seguir, yo amo a mis padres aunque en muchas cosas no quiera ser como ellos, sé que han cometido errores, pero sé que también me aman.
LindO poema, gracias por publicarlo. Me ha hecho pensar en muchas cosas
Un besO cielo...Se nota que eres una buena madre.
=)
Ciao!

Pilar dijo...

Lala, corazón,el papel de padre y madre es el más difícil de interpretar en el teatro de la vida, es una obra que no admite ensayo, no existe libreto del que aprender el guión...todos los padres cometemos errores, a pesar de poner las mejores intenciones, todo el amor y la compresión en la árdua tarea de educar a los hijos y ni siquiera la experiéncia de tener un primer hijo te vale a penas con el segundo, pués cada uno es diferente ya desde el momento en el que nacen.

No sé si soy una buena madre, también yo cometo errores...pero lo que si puedo asegurar es que mis hijos saben cuantísimo amor les tengo y que principal preocupación es su felicidad.

Muchísimas gracias por tu precioso comentario, yo también estoy segura de que eres una buena hija, con amor los errores ya sean por parte de hijos o padres, se hacen más pequeños.
Un besito,linda.
Pilar

Isabel dijo...

Si lo conocía, pero no me canso de leerlo, porque es buenísimo y muy acertado. Gracias por recordármelo. Un beso guapa

Pilar dijo...

Hola,Isabel,nos viene bien recordarlo a todos. Lástima que muchos padres no lo conocen, piensan que los hijos son una propiedad más. Por duro que sea, en el momento en que nacen comienzan su caminar por la vida...
Me alegra verte por mi rincón, gracias.
Un beso, guapa.
Pilar

Natacha dijo...

Precioso texto, que deberíamos tener presente siempre... aunque claro, eso se dice muy facil, jejej.
Un bello escrito de este hombre que da en el clavo muchas veces.
Un beso, linda.
Regresé... a ver si me pongo en marcha.
Natacha.

Pilar dijo...

Natacha, guapísima,es verdad, muy facil decirlo... precisamente por eso recordarlo, como dijo Soy la que soy,la primera vez que lo leí, también sentí ese desgarro... y esque en el poema lo dice "tan crudo"...no crees?
Un beso, preciosa.
Pilar